Qué hay detrás del masivo ingreso de rusas embarazadas a la Argentina

Desde el año pasado hay una causa penal abierta en el fuero federal que investiga la llegada de ciudadanas rusas. En los últimos meses, más de 5.800 mujeres embarazadas ingresaron al país y tuvieron a sus hijos.

Tras la habilitación de la Justicia argentina del ingreso de cuatro mujeres rusas embarazadas que habían sido retenidas en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, otras 16 entraron al país en las últimas horas.

Este viernes trascendió la noticia que seis mujeres provenientes de Rusia, y todas embarazadas, habían sido demoradas al arribar al país por presentar irregularidades en su documentación. Unas horas después, y según pudo saber NA de fuentes oficiales, 83 mujeres de Rusia también llegaron al país en vuelos que arribaron al Aeropuerto de Ezeiza, y 16 de ellas están embarazadas.

Al conocerse el ingreso de mujeres embarazadas al país, se supo también que desde el año pasado hay una causa penal abierta en el fuero federal que investiga qué hay detrás de la masiva llegada de ciudadanas rusas, que crece de manera exponencial mes a mes.

Este viernes por la noche, el juez federal Luis Armella habilitó el ingreso provisorio al país de cuatro de las seis mujeres rusas embarazadas que habían sido retenidas en el Aeropuerto y que presentaron recursos de habeas corpus.

Unas horas antes de la habilitación judicial del ingreso al país, la titular de Migraciones, Florencia Carignano, dijo en declaraciones a la prensa que el arribo de estas mujeres ocurrió mientras se desarrolla una investigación judicial sobre bandas «delictivas».

En enero pasado, el diario británico The Guardian había publicado una nota sobre la llegada de mujeres embarazadas en búsqueda del pasaporte argentino, ya que el mismo le permite el ingreso a 171 países sin visado, incluidos los de la Unión Europea, el Reino Unido y Japón, a diferencia del pasaporte ruso, con el que solo pueden ingresar a 80 países.

«La cantidad es realmente grande por día. Anoche (por el jueves), en el último vuelo de Ethiopian (aerolínea), entraron 33 ciudadanas rusas con embarazos de entre 32 y 33 semanas», comentó Carignano, en diálogo con el canal de noticias TN.

La titular de Migraciones contó también, que este boom de turismo de nacimientos se detectó en agosto pasado y los casos presentaban similares características: mujeres en el último trimestre de gestación que llegan con un paquete turístico ya cerrado que incluye también un contrato de alquiler temporal.

Y agregó: «Nosotros estamos encantados de que vengan a hacer su vida a la Argentina, pero el problema es que llegan, tienen los hijos, los anotan como argentinos, dejan un poder a los apoderados, se van y no vuelven más. Acá hay gente que está usando nuestro pasaporte».

Según Carignano, al enterarse de esta situación, primero sospecharon que podía tratarse de un delito de trata de personas, por lo que realizaron más de 300 entrevistas a algunas de las ciudadanas recién llegadas. Sin embargo, y con esos datos, la Justicia habría descartado la hipótesis de la trata de personas y estaría enfocada en investigar quiénes están detrás de las organizaciones que lucran con el negocio del turismo del nacimiento.

Desde Migraciones confirmaron a NA que en 2022 ingresaron al país un total de 14.068 ciudadanos rusos, entre hombres y mujeres. En tanto, la titular de Migraciones, indicó este viernes, que en los últimos meses, unas 5.819 mujeres embarazadas llegaron al país y tuvieron a sus hijos en clínicas argentinas.

El diario británico The Guardian, contó la historia de Polina Cherepovitskaya, ciudadana rusa, que junto a su esposo viajaron a Argentina para tener a su hijo, apenas se inició la invasión a Ucrania.

“Descubrí que estaba embarazada poco después de que comenzara la guerra en Ucrania. Cuando vimos que las fronteras comenzaron a cerrarse rápidamente a nuestro alrededor, supimos que teníamos que encontrar un lugar al que pudiéramos viajar fácilmente. Un pasaporte argentino le abrirá muchas puertas a mi hijo”, contó la mujer.

«No traficamos personas», dijo el dueño de una empresa que vende paquetes  «turísticos» de nacimiento

En tanto, el ciudadano ruso que vive en Argentina y fundó una de las empresas que fomenta el «turismo de nacimiento» habló tras conocerse el caso de las seis mujeres retenidas en Ezeiza negó su vínculo con ellas y desmintió dedicarse a la trata de personas.

En diálogo con el canal C5N, Kirill Makoveev, fundador de RuArgentina, dijo: «Nosotros prestamos un servicio de calidad, de traducción, de información y de acompañamiento. No traficamos personas. Son acusaciones falsas y esas palabras van a tener consecuencias. Somos un equipo, vendemos nuestro tiempo. No vendemos ni pasaportes, ni DNI. Vendemos información sobre cómo conseguir estos documentos legalmente».

El hombre también contó que su empresa trabaja con la clase alta y detalló que los paquetes que venden para viajar a dar a luz en Argentina tienen un valor mínimo de u$s5.500.

«Prestamos los servicios que faltan en el mercado. Nadie va a hablar con una rusa embarazada en idioma ruso acá en Argentina, ni en los hospitales, ni en la Dirección Nacional de Migraciones, ni en los juzgados. Entonces tiene que aprender a hablar español o utilizar nuestros servicios. Nadie va a traducirle, o a ayudarle a buscar un doctor, o un hospital. Entonces lo hacemos nosotros y les cobramos», sostuvo.

Fuente: NA

Leer también

Confirmado: prepagas no podrán aumentar la cuota por la edad de la persona afiliada

La medida fue tomada en línea con el dictamen de la fiscal general Gabriela Boquin, …